AUTORES

Mathias Goeritz

(DANZIG, 1915 - CIUDAD DE MÉXICO, 1990)

Goeritz fue tal vez uno de los más libres y versátiles artistas mexicanos en el siglo XX, su presencia en nuestro país marcó para siempre la historia del arte, así como su proyección hacia el extranjero.

La libertad de Goeritz se hace evidente en lo diverso de su obra, yendo desde escultura, dibujo, pintura, escultura pública, poesía y arquitectura. Cuando llegó a México en 1949 rápidamente se involucraría con la escena artística y sobre todo con la élite de los arquitectos, entablando una estrecha relación con Luis Barragán: su Animal del Pedregal en la entrada del moderno fraccionamiento se convertiría en un hito de la integración plástica mexicana, así como las Torres de Satélite y su participación en el interiorismo del mismo Barragán con sus “mensajes”, todas estas intervenciones en conjunto con el Pritzker mexicano. Goeritz también marcaría la cara de la capital de Jalisco, y finalmente la del país, con sus intervenciones plásticas en edificios coloniales y en el espacio público.


Una de las aportaciones más importantes de Goeritz al espacio público fue la Ruta de la Amistad dentro del programa cultural de las olimpiadas de 1968 en la Ciudad de México. Mathias Goeritz fue el teórico y promotor de la arquitectura emocional, autor del Museo Experimental de El Eco y miembro de la corriente artística de la Ruptura, que buscaba apartarse del muralismo oficialista y promover la abstracción en México. Nació en Danzig en 1915, estudió en la escuela de artes y oficios de Berlín, de donde huye del nazismo para emprender un viaje por casi toda Europa, fundío la Escuela de Altamira en Santillana del Mar en 1948, para ser expulsado un año después de España por el régimen franquista. Finalmente vendría a México invitado a impartir la cátedra de Historia del Arte en la Universidad de Guadalajara, ya en México se convertiría al judaísmo, y colaboraría en la integración plástica de proyectos de diversos arquitectos del movimiento moderno mexicano –no sólo Barragán– como Vladimir Kaspé, Mario Pani, Ricardo Legorreta y muchos otros. El arte moderno mexicano sería imposible de comprender sin la presencia y aportaciones de Mathias Goeritz, quien murió en 1990, dejando un importante legado en diversas disciplinas, y fundando una innegable tradición de escultura pública moderna y de integración plástica en nuestro país, característica de uno de los mejores momentos de la historia nacional.

PIEZAS

AUTORES

CADA UNO DE LOS CLÁSICOS MEXICANOS ES UN TESTIMONIO DE LA HISTORIA DEL DISEÑO EN MÉXICO

Clásicos Mexicanos es un proyecto llevado por el historiador del arte Aldo Solano Rojas, especialista en mobiliario moderno mexicano, curador de las exposiciones de la galería y encargado de la investigación histórica, y de Mónica Landa, comunicóloga interesada en la difusión de la cultura mexicana quien coordina cuidadosamente la producción de los facsímiles.

DESCARGAR
PRESSKIT