Colección Vallarta

1972
MEDIDAS

Como los grandes arquitectos del siglo XX, Ricardo Legorreta se encargó no sólo de la planeación de sus edificios, si no en su programa cromático, la decoración y desde luego en el mobiliario.

Desde 1968 con el primer hotel Camino Real de la ciudad de México, los proyectos de Legorreta crecieron en tamaño y en exposición internacional, y a diferencia del primero, los siguientes proyectos hoteleros de Legorreta contemplaron básicamente el diseño total por parte del arquitecto.

Para los Camino Real de Ixtapa, Cancún y Puerto Vallarta Legorreta diseñaría prácticamente todos los muebles, incluyendo lámparas, butaques, tumbonas, trinchadores y comedores. De este cuerpo de mobiliario el más prolífico y relevante fue la colección Vallarta, un diseño que usaría en proyectos posteriores, incluso habitacionales, un elemento clásico dentro de la misma producción de Legorreta.

La colección Vallarta mira directamente a los muebles vernáculos tradicionales mexicanos, retomando la austeridad de sus materiales y la tradición de oficios aplicados para sintetizarse bajo la línea moderna mexicanista. Muy en sintonía con su mentor Luis Barragán, Ricardo Legorreta rediseñaría los muebles tradicionales acorde a sus edificios e interiores, respentando los materiales originales en este caso fue el pino con la palma tejida. La colección Vallarta redefine el mueble tradicional, explotando la masividad de la madera, esto es evidente en las pesadas patas cónicas de las sillas y en la masividad de las mesas y trinchadores, así mismo la altura, ancho y proporciones reparan en este tenor masivo. Todo es acentuado por la eliminación de elementos innecesarios, se puede decir que son una silla y una mesa tradicionales pero sintetizadas: menos travesaños, asientos más geométricos y tejido recto y sencillo.

Desde los materiales hasta la composición, se transluce una intención de modernización sin perder de vista las fuertes raíces y tradición mexicanas, la colección Vallarta es una de las más evidentes en esta tendencia, más aún cuando su entorno eran los modernos y coloridos edificios del nuevo México moderno del siglo XX diseñados por Legorreta.


CADA UNO DE LOS CLÁSICOS MEXICANOS ES UN TESTIMONIO DE LA HISTORIA DEL DISEÑO EN MÉXICO

Clásicos Mexicanos es un proyecto llevado por el historiador del arte Aldo Solano Rojas, especialista en mobiliario moderno mexicano, curador de las exposiciones de la galería y encargado de la investigación histórica, y de Mónica Landa, comunicóloga interesada en la difusión de la cultura mexicana quien coordina cuidadosamente la producción de los facsímiles.

DESCARGAR
PRESSKIT